Recientemente hemos hablado aquí sobre el trabajo en la construcción civil y los riesgos que éste esconde. Así abordamos rápidamente algunas medidas de seguridad capaces de minimizar el número de accidentes de trabajo. Y hemos hablado sobre algunos de los equipos de protección individual recomendados para quienes actúan en esta área. Después de todo, es obligación del empleador proveer al empleado un ambiente de trabajo seguro y saludable.

El empleado que tiene su seguridad promovida y su salud preservada se siente más motivado y entrega mejores resultados. Porque la gestión de riesgos además de identificar diferentes riesgos y aplicar todas las correcciones necesarias en cualquier ambiente, entre ellos el sitio de construcción, es una de las formas más eficaces de anticipar posibles accidentes.

Sabes qué es y cómo funciona la gestión de riesgos?

La gestión de riesgos es un conjunto de acciones estratégicas que tienen por objetivo la previsión de los más diversos riesgos relacionados a una o a varias actividades. En este sentido, esta prevención se hace por la identificación, la administración y el manejo de estos riesgos. Así, a través de este proceso, es posible actuar de forma anticipada, cortando de raíz los riesgos. Pues esta acción ayuda a evitar pérdidas materiales y humanas. De esta manera, más que sólo detectar y controlar posibles accidentes, la gestión de riesgos auxilia en la creación de un ambiente amigable para el trabajador.

La gestión de riesgos se indica y debe implantarse en diferentes situaciones. Entre ellas, podemos citar: 1) Cuando hay necesidad de implementar controles que no estaban previstos en el proyecto inicial. 2) Cuando se realizan cambios significativos en el ambiente o en los procedimientos de trabajo. 3) Como emergencia, en caso de que se detecten errores por corregir o que ocurran accidentes. 4) De manera periódica y preventiva.

Resumiendo: la gestión de riesgos debe servir para la difusión de una cultura de prevención de accidentes y promoción de la salud dentro del ambiente de trabajo. Claro que la inserción de esta cultura debe involucrar absolutamente todos los sectores de la empresa o, en el caso de la construcción civil, todas las actividades realizadas en cada una de las etapas de la construcción.

Cuáles son las etapas para implementar la gestión de riesgos?

Así como todo lo que queremos realizar de forma efectiva en nuestras vidas, el primer paso para la elaboración e implementación de la gestión de riesgos es la Planificación. Pues es durante la planificación que se decide cómo se hará todo: qué metodología se utilizará, qué herramientas hay disponibles, cómo se gestionará en la práctica?

Después de la planificación es hora del segundo paso: Identificación de los riesgos. Después de todo, éste es el momento de oír todos los colaboradores, o por lo menos un representante de cada sector. Por ello, en la construcción civil, oye a los profesionales que actuarán en cada uno de los pasos de la obra. Es más, aprovecha el momento para identificar también los riesgos administrativos. Recuerda que la gestión de riesgos debe cubrir a toda la empresa, incluso porque, si tu gestión administrativa comete muchas fallas, difícilmente la parte productiva dará el rendimiento esperado.

Después de analizar fríamente todos los posibles riesgos que involucran los procesos de la empresa, llegamos al tercer paso: el análisis cualitativo. En esta etapa se agrupan todos los riesgos y se priorizan por probabilidad de ocurrencia e impacto causado. En resumen, el análisis cualitativo se sigue por el cuantitativo, que comprende el cuarto paso de la gestión de riesgos. En fin, este paso consiste básicamente en la transformación del análisis anterior en números.

Porque después de realizar los análisis es hora de planificar las respuestas a los riesgos. Es aquí que la seguridad del trabajo empieza a señalar las medidas correctivas y preventivas para cada uno de los riesgos detectados. Recordando que existen normas reguladoras específicas para los diferentes grupos de riesgos y sus recomendaciones deben, obligatoriamente, llevarse en cuenta en este paso de la gestión de riesgos.

El monitoreo es el sexto paso de la implementación de la gestión de riesgos

Acompaña cómo los riesgos se desarrollan y observa si hiciste tu clasificación correctamente. Lanza mano de sistemas de planilla (hoja de cálculo), informes e indicadores. Asimismo, quédate siempre atento y abierto a la posibilidad de identificar nuevos riesgos y también a la readaptación de las medidas correctivas añadiendo medidas preventivas.

Estos son los seis pasos básicos para la implementación y desarrollo de la gestión de riesgos. Entonces no olvides que una buena gestión de riesgos va más allá de la protección de la salud y seguridad del colaborador. Porque cubre también toda la parte administrativa de la empresa, protegiendo tus finanzas, tus planificaciones y tus sistemas internos (hardware y software).

Gestión de riesgos administrativos y la construcción civil

De qué exactamente estamos hablando cuando tocamos en el asunto “riesgos administrativos en la Construcción Civil”? A pesar de que los peligros existentes en el sitio de construcción salten más fácilmente a nuestra vista por la capacidad de que causen daños directos a la salud del trabajador, los riesgos administrativos existen y pueden ser fatales para la “salud” de la empresa como un todo..

Piensa conmigo: los precios de los insumos oscilan con frecuencia; la productividad puede variar por diversos motivos y uno de estos motivos es la dependencia del servicio de terceros: proveedores, subcontratistas y proyectistas, por ejemplo. Las altas y bajas del sector económico comprometen la disponibilidad de los recursos financieros y las huelgas, por su turno, comprometen el progreso del servicio.

Es importante que todas estas variables se lleven en consideración durante la elaboración de la gestión de riesgos. Debes predecir absolutamente todos los eventos capaces de comprometer tus rendimientos y resultados: riesgos económicos, de operaciones financieras, fallas técnicas, de proyecto e de relación. Prediciendo estas variables, serás capaz de anticiparte a ellas y permanecer siempre un paso adelante.

Efectiva la cultura de la gestión de riesgos

Promueve charlas, entrenamientos y “acciones silenciosas” a fin de difundir la gestión de riesgos entre todos los colaboradores de la empresa. Una reunión con absolutamente todos los empleados de la empresa en un único momento puede parecer inviable. A pesar de ello, es posible distribuir urnas por el espacio de convivio para que ellos depositen por escrito sus observaciones sobre los riesgos percibidos en el desarrollo de sus actividades.

Las charlas sirven para difundir informaciones sobre procedimientos, medidas de protección y prevención, y conciencia más amplia. Aprovecha para orientar en cuanto al uso de los equipos de protección individual y para reforzar los procedimientos operacionales que garantizan la integridad individual y colectiva. Los entrenamientos pueden ser más direccionados a fin de reforzar la correcta utilización de determinados equipos y la realización de actividades desarrolladas por grupos específicos.

#Indicca – Generación de Contenido